domingo, 23 de julio de 2017

LAS DEFENSAS BAJAS, CUANDO SE VULNERA EL SISTEMA INMUNOLOGICO

LAS DEFENSAS BAJAS, CUANDO SE VULNERA EL SISTEMA INMUNOLOGICO
Por: Dr. Pavlusha K. Luyando Joo

Resultado de imagen para las defensas del cuerpoNos referimos a las defensas bajas cuando hablamos del instrumento de protección de nuestro cuerpo contra los patógenos externos.
Al tener las defensas bajas, nuestro organismo se vuelve más vulnerable a las infecciones, al ataque de los virus y bacterias, sobre todo el sistema respiratorio.

Por ello es muy importante entonces, es fortalecer esta gran barrera de protección que es el sistema inmunitario para no exponer nuestro organismo a la enfermedad y salvaguardar nuestro bienestar.

Causas del debilitamiento de las defensas
Las causas son diversas. Influyen mucho los factores ambientales, cambios del clima, temperaturas bajas, humedad. También afectan otros factores como enfermedades que la persona padece y debilitan las defensas; como la anemia, o enfermedades infecciosas como la hepatitis, tifoidea; etc.

La tensión nerviosa o estrés, es un factor que siempre impacta sobre el sistema inmunológico y puede ser inductor de un sinnúmero de patologías en el organismo. El estrés crónico no solamente vinculado con el trabajo cotidiano sino  también de pensamientos negativos muchas veces se convierte en un inmunosupresor “psicológico”.

El abuso del alcohol y el consumo desmesurado de alimentos basados en grasas saturadas y alimentos refinados, pobre en frutas y verduras también debilitan el sistema inmunológico, debido a ello es muy importante una dieta balanceada, que aporten proteínas y grasas de calidad, así como fibra, minerales y vitaminas.

Defensas bajas: Síntomas
Los síntomas más frecuentes son: fatiga física y mental, sofocos, falta de claridad, así como otras manifestaciones sintomáticas como la pérdida de cabello e incluso, la aparición de síntomas de resfrío seguidos. Estos síntomas, indican que algo no va bien en nuestro sistema inmunológico, y debilitan las energías del organismo para afrontar las actividades diarias.

¿Cómo fortalece  nuestro sistema inmunológico?
El sistema inmunitario se puede fortalecer siguiendo ciertas reglas básicas:
En primer lugar, en la dieta cotidiana deben estar presentes  bacterias ácido-lácticas y probióticos,
Las bacterias del ácido láctico –presentes en el suero de la leche, el yogur o el queso- son de gran ayuda para estimular las 100 billones de bacterias presentes en el tracto digestivo.

Esos microorganismos (o flora bacteriana benéfica) ayudan a convertir los alimentos en energía, a destruir toxinas, a producir determinadas vitaminas o aminoácidos, esta flora bacteriana también contribuye a regular el sistema inmunitario, a cambio, el sistema digestivo les da alimento y hábitat.

En segundo también fortalecen las defensas del organismo el consumo de los ácidos grasos Omega 3 ; que se encuentran en pescados como la caballa, el aceite de pescado, las semillas, huevos, linaza, espinacas, acelga, berros y la coliflor; entre otros.
Otro aspecto importante es el consumo de vitamina C, ya que también  actúa para que nuestras defensas bajas se activen y ejerzan su función con eficiencia. Una dieta que pretenda incidir sobre el sistema inmunológico debe incluir Vitamina C.
Recordemos que las verduras crudas son ricas en vitamina D, también muy importantes para el sistema inmunológico.

La actividad física es importante para estimular la respuesta del sistema inmune. Una persona que hace regularmente algún tipo de ejercicio se enferma menos que la persona que no practica alguno.

No olvidemos que el descanso y el silencio son fundamentales para nuestro sistema inmune, el estrés prolongado hace que nuestro cuerpo produce cortisona, una hormona que suprime al sistema inmunológico. 

PRODUCCIONES SAGRADA FAMILIA

Compartir BOLETIN POLICLINICO en Facebook